@MIMAMULTIMEDIOS

174 RECLAMOS PARA TRUMP

Adidas, Converse y otras 172 empresas de la industria del calzado le han mandado una carta al presidente Donald Trump.

174 RECLAMOS PARA TRUMP
EEUUCHINA
EEUUCHINA

De celulares a calzados ha este nivel han llegado las tensiones entre el país norteamericano y el gigante asiático. ¿Puede ser este el inicio de una segunda Gran Depresión? 

Estados Unidos considera que la decisión obedece a que su país sufre  un "comercio injusto" con sus competidores y que las nuevas medidas garantizarán una mayor paridad en los intercambios comerciales, reducirá los déficits. Desde que asumió su presidencia Trump hizo movimientos que ponen en jaque a las empresas. Por eso si bien resulte llamativo para algunos que marcas se unan para pedir que se baje el nivel de restricciones  no hay que olvidarse que todo el interés económico que hay supera la política, lo gobiernos pasan y las medidas son difíciles de dar marcha atrás.

"En nombre de nuestros cientos de millones de consumidores de calzado y cientos de miles de empleados, le pedimos que detenga inmediatamente esta acción", indicaron es su carta. Según la agencia Bloomberg,  la industria del calzado alejo su producción del país asiático en los últimos años por factores como el aumento de los salarios, las cambiantes políticas comerciales, el desplazamiento de las fábricas a EE.UU. y Europa, China sigue siendo un gigante en la fabricación de zapatos.

Los nuevos aranceles por más US$200.000 millones a productos importados de China, incluyen todo tipo de calzado, desde zapatillas hasta sandalias.

China crece al 6-7% y Estados Unidos al 2-3% anual, el daño puede ser peor para EE.UU. que para China. El comercio mundial disminuyó en un 66%, mientras que las exportaciones e importaciones de Estados Unidos hacia y desde Europa también cayeron en alrededor de dos tercios.

En ese momento, China siguió con su retroceso y el presidente estadounidense culminó sus amenazas. Impuso aracenceles al 50% de los productos chinos y amenazó con ponérselo al otro 50% y China ha respondido con un arancel a todo producto americano. Son dos gigantes dándose golpes en el pecho. Y quien pierde es todo aquel que tiene que ver con tecnología, textil o infraestructuras. La única esperanza es la reunión del G20 en el próximo mes de julio. Trump se ha visto tan acorralado que ha dicho que existe una posibilidad de que él y su homólogo chino encuentren una salida negociada en esa cumbre pese a que ahora no parece cercano.

Las llamadas guerras de productos suelen hacer que se compre menos y que se venda menos, esos dos impactos pueden llegar a los ciudadanos:

·Vía inflación: celulares más caros, zapatillas y camisetas más caras..

·Vía crecimiento: Se venden menos coches, maquinaria, zapatillas... Esto podría generar que, por ejemplo, la economía americana crezca un 0,75% menos. Si se para la economía americana, que funciona como locomotora, inevitablemente esto tendría efecto en los vagones, que serían economías como la argentina,brasilera, española, etc. 

Esta guerra comercial podría no ser solo entre Estados Unidos y China. Ahora mismo es entre Estados Unidos y China, pero Trump podría poner aranceles a Europa. Está en juego la reelección de Trump.

La guerra se resume en que había un acuerdo entre China y EEUU en la cuestión de propiedad intelectual, que englobaba la cuestión de si se podía o no subvencionar a Huawei para conquistar el 5G. China finalmente dio marcha atrás en este acuerdo, Trump amenazó a Xi Jinping con sanciones que esta llevando acabo.

Las empresas están más preocupadas que antes, especialmente por toda la incertidumbre.

.

Comentarios
174 RECLAMOS PARA TRUMP
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW