Buscar
07:28h. Domingo, 21 de Octubre de 2018

@mimamultimedios

La mujer en la época vikinga

Está comprobado por historiadores que, en la época vikinga, había mujeres guerreras y aquellas que eran libres contaban con el respeto de los hombres. De hecho, si un hombre violaba a una mujer libre era castigado con la pena de muerte. 

 

unnamed (2)
unnamed (2)

Desde que History Channel ha comenzado a producir la serie Vikings, los espectadores de la misma se han maravillado con el rol que tienen algunas mujeres en aquella sociedad antigua, como el de la famosa Lagertha. Si bien la mujer no participaba en los asuntos gubernamentales públicos, los hombres respetaban mucho a sus mujeres y estas eran quienes mandaban puertas adentro y mantenían todo en control.
La vida en ese entonces no era mejor que ahora, como todo, tenía sus pros y sus contras. Lo peor en esa época era la esclavitud. Todos, hombres y mujeres, deben tener los mismos derechos, algo en lo que hoy se debe trabajar. Dejando el tema de la esclavitud de lado, aunque no menor, hay una pregunta que debemos hacernos: ¿cómo es posible que, por allá en el 800 a.C, las mujeres tuvieran el derecho a divorciarse y que, en Argentina, la ley de divorcio se haya sancionado en 1987?
Es lamentable que una sociedad tan lejana tratara temas que la nuestra pudo resolver recién en el siglo XX. No se entiende que respetaran 'tanto' a la figura de la mujer, (y se remarca esto, ya que, el respeto nunca es mucho o poco, existe o no), a diferencia del respeto que se les tiene hoy. ¿Cómo es posible que los derechos, a nivel universal, hayan retrocedido tanto con el paso del tiempo? ¿Por qué no se toma lo mejor de cada sociedad y se trata de cambiar lo peor de ellas? Tal vez estas preguntas, ayuden a reflexionar sobre eso.
Las vikingas eran protectoras y señoras de sus hogares, se ocupaban de organizar sus tierras y además de educar a sus hijos también educaban a los huérfanos. Podían divorciarse, a pelear de igual a igual en batalla, aunque un hombre que lastimara a una mujer desarmada era un cobarde y se lo castigaba. Tampoco se las veía como un objeto sexual, más bien como semejantes.
Hoy las mujeres, si bien pueden divorciarse y todas son libres, no son vistas como un igual por el hombre y mucho menos respetadas por ellos. No suelen ser valoradas por su inteligencia o respetadas por lo que ellas representan, más aún, se las ve como un objeto de placer. Algo que nuestra cultura refuerza con los estereotipos de la mujer perfecta, que se muestra con poca ropa en los canales de televisión como si el hecho de que una mujer muestre su cuerpo sea un entretenimiento. 
Muchas cosas deben cambiar para que se dé la igualdad de géneros en nuestro país y en el mundo entero. Que la mujer sea libre de caminar por las calles sin tener miedo, vistiendo lo que le gusta, debería formar parte de la normalidad y la cultura. 
Los vikingos serían brutos y sucios, pero, aun así, respetaban a las mujeres. Y nuestra sociedad, siglos más tarde, todavía no es capaz de hacerlo.