Buscar
05:55h. Martes, 23 de Mayo de 2017

@INFOCANIBAL

Una madre busca concientizar sobre la donación de médula

La madre de un niño que murió en 2016 de leucemia mientras esperaba un donante de médula ósea, encabezará el próximo miércoles, día en que el niño cumpliría nueve años, una movilización frente al Congreso para "concientizar sobre la importancia de ser donante" y "reclamar a los legisladores la creación de un laboratorio para la tipificación genética de las muestras de los voluntarios ya inscriptos".

Se trata de Gabriela Peirano, quien a poco de perder a su hijo Alejo Trani, conformó la fundación “Un ejército para Alejito”, en virtud de la necesidad de "abrir un canal para que se exprese la solidaridad de tanta gente que le ofreció ayuda" cuando creó una página de Facebook para encontrar un donante para su hijo.

“Mi hijo a los cinco años enfermó de leucemia y el pasado 22 de junio dejó esta tierra para convertirse en un ángel. A partir de ese momento creé una fundación para concientizar sobre la donación de médula ósea porque él necesitaba un donante y lamentablemente no lo tuvo”, dijo a Télam.
 

Mi misión es que la gente sepa que donar médula no duele, que es sólo una extracción de sangre y hacer desaparecer los tabúes”

 

GABRIELA PEIRANO

 

“Mi misión es que la gente sepa que donar médula no duele, que es sólo una extracción de sangre y hacer desaparecer los tabúes. No voy a parar de luchar hasta que todo el mundo se haga donante, porque le puede tocar a cualquiera”, expresó.

Y después de realizar más de 10 campañas en distintas instituciones del conurbano bonarense que dieron como resultado más de 100 nuevos donantes inscriptos, Gabriela decidió que “su primer cumpleaños sin él” no pasaría desapercibido.

“Mientras estuvo enfermo, siempre busqué la forma de seguir con la vida que teníamos y por eso siempre se lo festejé. Este año me pareció que la mejor manera de honrar su lucha es estar todos juntos, familiares y amigos, con el mensaje de que 'Donar médula salva vidas”, dijo.
 

La situación en Argentina

 

 Cada año a cientos de personas se les diagnostican enfermedades hematológicas que pueden ser tratadas con un trasplante de médula (con donante vivo), pero sólo entre un 25 y un 30 por ciento encuentra un donante compatible en su grupo familiar.

Por eso es necesario que la mayor cantidad de personas posibles se inscriban como donantes voluntarios en el Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) del Incucai, para lo cual hay que ceder una unidad de sangre para realizar el análisis del código genético del donante, que permitirá evaluar la compatibilidad con los posibles receptores.

Pero en Argentina no hay un laboratorio de alta complejidad para la realización de ese análisis genético, denominado “tipificación de marcadores genéticos ABO-HLA”.

“Después de lo que pasé, me enteré de que hay más de 90.000 personas que expresaron su voluntad de ser donantes y no aparecen en el Registro porque el estudio de tipificación de células madre lleva varias etapas y la última se hace en Estados Unidos porque acá no hay un laboratorio de alta complejidad”, dijo.

La mujer explicó que hay varios proyectos presentados en el Congreso para la construcción de ese laboratorio, que tiene un costo de dos millones de dólares y que permitiría “poner al día” al Registro, incorporando a esas personas cuyas muestras aún no fueron procesadas.

“A mí me deben la vida de mi ángel, porque nunca voy a poder saber si en esos 90.000 no estaba su alma gemela¨