Buscar
05:55h. Martes, 23 de Mayo de 2017

@INFOCANIBAL

Un problema social cada vez más visible

Cada 31 horas aproximadamente una mujer muere por violencia de género en nuestro país.

 

images (8)
images (8)

Actualmente se está visualizando cada vez más seguido una cantidad alarmante de muertes por violencia de género en nuestro país, un patrón que se repite en la mayoría de los casos. Mujeres que desaparecen, por lo general jovencitas que no sobrepasan los 25 años, familias preocupadas invadidas por la desesperación de no tener a sus hijas en sus casas a sus hermanas, tías, primas, amigas, familias completas que al no ver entrar por la puerta a ese ser tan amado se alarman y empiezan la búsqueda que día a día se intensifica, buscan por todos los medios posibles. Para nuestra desgracia, cada vez son más los casos en los que se termina con el final más temido por todos: violadas, golpeadas y asesinadas.
Por otro lado, tenemos a las mujeres que mueren mágicamente, esas mujeres sometidas en su propia casa a innumerables violaciones, no solo sexuales sino también a sus derechos a su integridad, a su vida, y que nunca nadie ve, ni oye, ni dice nada. Mujeres que mueren en brazos de su propia familia, y es que desgraciadamente la familia no se elige, lo que se elige es ser un asesino, ser un cómplice, ser un violador, no se elige ser la víctima, te obligan a serlo aprovechándose de su fortaleza física para maniatar tus sueños y esperanzas acortando tu vida y destrozando familias enteras.
Detrás de esta gran crisis social vienen aparejadas innumerables problemas internos en el país. Estudios sociológicos, tratan de demostrar que detrás de aspectos culturales  que son tomados como “normales” se encuentran las causas más profundas de tal fenómeno. Desde épocas ancestrales se suele considerar a la mujer inferior y hoy en día quedan retazos de aquellos pensamientos retrógrados, inhumanos e infundados. Se pueden evidenciar ejemplos en la actualidad cuando a una mujer se le paga menos que a un hombre por el mismo trabajo o incluso las oportunidades laborales escasean más en dicho género. La  masculinidad fue identificada con la violencia, la fuerza, la imposición sobre las mujeres sumado a la creencia de impunidad del sistema judicial con respecto a este tema.
Son varios los casos que se hacen públicos y que la sociedad se moviliza en su búsqueda, como también grandes esfuerzos policiales para rastrillar distintas zonas. Sin embargo,  ¿Qué hay de los que no se hacen públicos, de esos que no nos enteramos?,¿ Qué hay en la mente de estos criminales que secuestran a tu hija, a tu esposa, a tu amiga,? ¿Qué hay de estas mujeres que tienen la mala suerte de estar en un mismo espacio en el mismo momento con estos perversos? ¿Quién ampara a estas mujeres? ¿Quién hace justicia por su muerte? Hay distintas campañas que tratan de imponer soluciones a una problemática social complicada, entre ellas, y la más conocida “ni una menos” que trata de luchar por elaborar estadísticas sobre este tipo de casos lo cual haría ,que al ser cuantificable el problema, pueda concientizarse y brindar un control al respecto. Por otro lado, proponen elaborar fueros regionales especializados con competencias en materia civil y penal además de brindar los recursos necesarios para acompañar a las víctimas. Por último, y uno de los aspectos mas importantes plantea aplicar educación escolar del tema desde la infancia logrando así un crecimiento con conceptos adquiridos internamente con respecto al respeto de la mujer, y finalmente un ministerio que proponga la igualdad entre hombres y mujeres. 
    Hay muchas perspectivas para abordar un tema tan amplio y tan abordado por los medios de comunicación como lo es el femicidio. Mas allá de las distintas posturas es importante cambiar el pensamiento propio y dejar nuestro aprendizaje a nuestros hijos, y en todo ámbito social referido a la importancia de la mujer, enseñando a respetarlas a protegerlas y sobre todo hacerles comprender la igualdad de género. , a cuidarlas de cualquier peligro que pueda darle la oportunidad a estos violadores de encontrarlas solas y desamparadas También a las mujeres que son abusadas o golpeadas en sus hogares que puedan informarse en lugares de ayuda,entre ellos la línea gratuita 144 que funciona los 365 días del año las 24 horas, y la importancia de gestar una denuncia en su comisaría más cercana para mantener tras las rejas a estas personas que son capaces de cualquier cosa. Informemos y compartamos notas sobre el tema para concientizar a la mayor cantidad de argentinos, porque juntos podemos.