Buscar
07:56h. Domingo, 21 de Octubre de 2018

CORRUPCIÓN VS MALA POLÍTICA ECONÓMICA

estatización-54sk2shphko0

La sociedad argentina rechaza con énfasis la corrupción dentro del Estado y probablemente haya sido un factor determinante en la derrota electoral del kirchnerismo en 2015. Sin embargo, ¿Reconoce el conjunto de la gente que los delirios en materia económica a veces causan daños mayores?

Cambiemos fue denunciado por inscribir presuntos aportantes truchos a la campaña de las elecciones legislativas en 2017. La investigación fue impulsada por el medio web El Destape donde se presentan personas humildes y de ingresos bajos que relatan que jamás aportaron para la campaña del oficialismo a pesar de que figuran en la lista de aportantes. Se habla de entre 500 y 800 identificados truchos donde se movieron aproximadamente 10 millones de pesos (325 mil dólares).

Esteban Bullrich, Gladys González (senadores electos), Héctor Toti Flores y Graciela Ocaña, son los involucrados en la causa que tiene a su cargo el juez Sebastián Casanello y el fiscal Jorge Di Lello, que este jueves ya llamó como testigos a los supuestos aportantes falsos.

Por otra parte, en la semana se dio a conocer la sentencia de la Corte del Distrito del Sur de Nueva York en el juicio por la estatización de YPF en 2012 fallando en contra de la Argentina. El juzgado es particularmente recordado por haber dictaminado allí el fallecido Thomas Griesa en la causa de los holdouts. La denuncia del fondo Burford Capital reclama el pago de 3000 millones de dólares por parte del Estado argentino como consecuencia de incumplir con el estatuto pactado en 1993, momento en que se privatiza la empresa.

El contrato remarcaba que la oferta en una futura reestatización debía abarcar la totalidad de acciones. Sólo se le pagó al 51% de los accionistas. El gobierno apelará ante la Corte Suprema norteamericana y terminará perdiendo, viéndose obligado, en circunstancias incómodas, a cumplir con el fallo final. La expropiación de YPF no sólo dejó este inconveniente. Desde la nacionalización en adelante la producción de petróleo cayó a la mitad, Argentina pasó de exportar gas a importarlo, se acumuló una suma como nunca antes de subsidios que congelaron el precio de las tarifas, ahuyentando inversiones y generando un déficit energético abrumador.

Estos dos acontecimientos, que parecen orbitar en galaxias distanciadas, se unen para ejemplificar una paradoja. ¿Qué le termina causando mayor daño al país? ¿Cuál de estos dos hechos compromete más el dinero de los contribuyentes? ¿Un caso de posible corrupción (el de aportantes truchos) o un caso que, sin sospechas de corrupción (como el de YPF), termina siendo una deplorable decisión en política económica considerando la evidencia?

“Las políticas deben juzgarse por sus resultados, no por sus intenciones”. Milton Friedman.

 

Firma: Eliseo Bottini