Buscar
17:09h. Miércoles, 20 de Septiembre de 2017

@INFOCANIBAL

Bonafini amenaza con volar la Casa Rosada

Se desata la polémica luego de que el Gobierno de la Ciudad colocara atriles de información turísticos por encima de los pañuelos pintados de las Madres de Plaza de Mayo.

hebe-copia-2
hebe-copia-2

Los pañuelos blancos pintados en las baldosas que rodean a la Pirámide de la Plaza de Mayo representan valores de resistencia a la dictadura militar (1976-83) para las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. Cada jueves, desde hace 40 años, las Madres, con Hebe de Bonafini a la cabeza, dan una tradicional ronda de protesta frente a la Casa Rosada.

El jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, recibió ahora todo lo representativo de esas pintadas. Bonafini amenazó con “volar la Casa Rosada” cuando descubrió que se habían colocado sobre las pinturas de los pañuelos atriles con fotos y textos para turistas referidos a la historia de la Pirámide. “Ensuciar los pañuelos es ensuciar a los desaparecidos”, criticó Bonafini. Desde el Gobierno de la Ciudad dijeron que no hubo intención de ofender a nadie y atribuyeron la ubicación de los atriles a “un error de logística”.

Bonafini es una seguidora declarada de Crisitina Fernández de Kirchner y le se encuentra en guerra con el presidente Mauricio Macri. De manera alevosa, no se guarda nada y deja fluir su vocabulario siempre que puede contra el Jefe de Estado. “Si a las Madres nos quieren sacar de la Plaza, les vuelo la Casa de Gobierno. No me importa que me maten. Que no me digan que soy violenta porque ellos nos están violentando, ensuciando y difamando. Las Madres nunca hemos hecho ningún acto de violencia, pero que paren la mano de verdad, no jodan con las Madres", advirtió Bonafini.                        

No es la primera vez que Bonafini causa alborotos públicos. En agosto del año pasado resistió rodeada de militantes el pedido de captura del juez Marcelo Martínez de Giorgi por supuesta defraudación a la administración pública. "Yo no tengo nada que responder porque al juez no lo respeto. Por eso estoy en rebeldía”, disparó por aquel entonces.                        

Mediante un comunicado oficial, el Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la ciudad avisó que “en ningún momento se ha intentado interrumpir la tradicional ronda de los jueves de las Madres de Plaza de Mayo, ni ser un obstáculo para ellas. Acompañamos su lucha y respetamos el espacio e icono que tienen los pañuelos para la historia de nuestro país".