Buscar
20:26h. Domingo, 21 de Octubre de 2018

@mimamultimedios

La selección es solo un símbolo de algo que está en construcción

La selección

selección
selección

 Este pensamiento tiene como objetivo la identidad nacional. Plantea generar un conocimiento a través de lo particular, lo local por sobre lo universal, conociendo nuestra realidad específica y reconociendo nuestro lugar en las circunstancias actuales geopolíticas ó sea nuestra condición de periferia y dependencia. El conocimiento de lo propio está fomentando a través de investigaciones, interpretaciones y la valorización de las situaciones históricas y del pasado que están relacionados con nuestra realidad.
Propone que debemos desarrollar nuestras nuevas categorías para comprender la realidad propia, estas se construyen sobre 5 procesos metodológicos que nos acercan a nuestra realidad.
 El autoconocimiento con el que se plantea un nuevo orden de conocimiento e ir de lo particular a lo general. con estos conocimientos necesariamente realizamos 
 Autorreflexión donde estas nuevas investigaciones e interpretaciones de lo propio promueven nuevas interpretaciones de nuestra realidad. El pensamiento nacional expresa una valoración y positivización de lo propio 
 Autoestima, por sobre nuestro pasado y la construcción de nuestro presente y futuro.
  Autoconciencia, con la cual tenemos comprensión de nuestra situación específica, de lo que realmente somos, y con esta comprensión podemos evaluar como comunidad nuestras fortalezas y debilidades y determinar nuestros objetivos.
 La autoafirmación aquí nos afianzamos a nuestro ser ya conocido y tomamos conciencia del complejo socio-económico que conforma nuestro país como tal.
Somos una república, un país, una sociedad que aún sigue dividida porque está en nuestro ADN, solo  todas estas premisas parecen lógicas en la construcción de esa idea de Nación Ideal, pero Argentina es algo más complejo .El concepto Nación se compone de características culturales, históricas comunes a un grupo, pero nuestro país está conformado por lo que fue el virreinato del Rio de la Plata.
  Desde allí se instala una línea fronteriza que une regiones como el norte, que está más cerca culturalmente de Bolivia, ya que era el Alto Perú .La Mesopotamia con una conformación social y cultural que deviene de su origen guaraní, cuyo anclaje es Paraguay. El sur, un lugar poblado muy lentamente por emigrantes europeos que se instalaban a medida que el gobierno del general Roca limpiaba de indios la zona, sin entrar en juicios de valor fuera de contexto histórico, de las razones por las que el habitante originario fue cooptado y no incorporado. Desde la mirada Sarmientista tan idealizada por la ilustración europea, que soñó con una sociedad madurada por osmosis, sin el proceso natural que un pueblo construye. Quizás es fácil hoy ver estos errores, y entender la mirada del propio Colon que en sus diarios , no hablaba de un aborigen dócil, pero de un salvajismo primitivo que lo llevo a describir más la vegetación que encontraba que a sus habitantes.
Definitivamente, no bajamos solo de barcos ya que la mayoría de los conquistadores o murieron o se fueron. Son sus hijos, frutos de la mezcla  cultural y racial con las mujeres autóctonas, los que conforma en eso que se llama gaucho y que luego de a muy poco adquiere cierta pertenencia emblemática de la Pampa húmeda. Desde una mirada europea, era es el lugar de donde salía la carne y el trigo, por lo que ese sería el prototipo de argentino. Alejando al habitante de Buenos Aires, mimetizado y casi desclasado de las características que el nuevo país tenía en sus entrañas
Somos la suma de diferentes Naciones y la unión política deberá construir un concepto de Argentinidad que nos involucre ,nos represente a todos .Eso que en otras regiones es casi natural ,aquí requiere esfuerzo y verdadera convicción que es la única manera de sobrevivir a un mundo globalizado que despedaza naciones con fanatismos y las devora culturalmente quitándoles identidad. Diluyendo eso que debemos construir  y  que nos constituya, sino seremos alimento  de un poder que detrás una revolución tecnológica, se imponga  frente a una pasividad cómplice y complaciente .Por comodidad y por vernos al espejo como lo que todavía no somos: Una Nación.