Buscar
07:27h. Domingo, 21 de Octubre de 2018

@mimamultimedios

Muere la escritora Ursula K. Le Guin, maestra de la ciencia ficción

La muerte de Ursula K. Le Guin (Berkeley, 1929) deja a la ciencia ficción sin su maestra indiscutible y a los millones de lectores que la adoraban huérfanos. La autora falleció  a los 88 años, en su casa de Portland (Oregón, EEUU). Ninguna otra mujer ha significado para el género tanto ni le ha aportado tanto como la escritora estadounidense, autora de novelas absolutamente fundamentales y que permanecen imborrables en la memoria de sus lectores. 

 

Ursula Leguin
Ursula Leguin

La creación de Le Guin,  se caracteriza por su interés por la antropología —que le vino de familia: sus padres eran científicos de esa disciplina— y por la dimensión ética de sus obras. Yendo mucho más allá  de la ciencia ficción dura (centrada en lo tecnológico), ella nos llevó a planetas lejanos para reflexionar sobre nuestras sociedades, nuestra sexualidad o nuestras decisiones morales
La mano izquierda de la oscuridad’, es su  novela donde seres de un planeta llamado Invierno  poseen potencialmente los dos sexos y puede hacer el amor indistintamente como hombre o como mujer en función del estímulo, y luego cumplen el rol de padre o madre indistitivamente. Reflexiona sobre el género y la identidad sexual pero hay que considerar cuándo fue escrita, 1969,por entonces toda la cuestión de género era diferente. De los hombres no se esperaba que entendieran a las mujeres, sino lo contrario. El protagonista, Genry Ai, el diplomático humano que visita el planeta, enviado del Ecumen, los mundos asociados, es poco curioso en su observación de los habitantes del lugar y su desconcertante sexualidad , sin embargo no deja que ello lo incomode ,no queda  prisionero de su virilidad.
Cuando trata de explicarle a un alienígena hermafrodita lo que es una mujer, no puede hacerlo, y se da cuenta de que las mujeres le son más extrañas que los extraterrestres porque con ellos al menos comparte un sexo.El libro intenta trascender el género y mostrar que la humanidad no está en el sexo. Muchas sociedades siguen articuladas con la idea de que la mujer existe para servir al hombre. Su relato transcurre en un mundo sin guerrras esas que le dan a la humanidad un costado enfermo en donde los hombres buscan más poder, honor y control. Compiten con otros hombres  y  para los habitantes de este mundo irreal esto parece muy primitivo, muy básico. Algunas mujeres también  poseen estos mismos rasgos competitivos por el control. Pero es un rasgo propio de los hombres y  ha caracterizado a las sociedades que han dominado. La idea de la competitividad, de la necesidad de un jefe devalúa todo, alli en Invierno, es mejor la colaboración, el trabajo en equipo. En la novela,la violencia esta tan devaluada como la diferencia de genero
 Los protagonistas, el humano viajero y el político local hermafrodita, Estraven, no tienen relaciones sexuales entre ellos, aunque la situación parecía conducir a eso cuando el segundo entra  en celo (kémmer), y no hay nadie más a mano. Si las hubiesen tenido ,se rompería ese misterio que los separaba,que los ponía en una zona gris, hubieran descubierto qué diferentes son. Habrían perdido el contacto que les había costado tanto lograr. El acercamiento había sido muy lento, superando prejuicios y malentendidos, y el sexo los habría vuelto a separar. Tuvo que quedar ahí un agujero, un vacío, Estados Unidos era muy puritano para la década en que la autora se animo a igualar ,macho y hembra en un solo individuo, en una sola identidad. Funcionando algo que solo la lectura de un relato de ciencia ficción ,nos lo instala como posible.