Buscar
10:13h. Miércoles, 17 de Enero de 2018

@MIMAMULTIMEDIOS

VANTHRA: MUSICA ASTRAL Y TERRENAL

SHOW – VANTHRA – UNICLUB – 08/12/2017

El barrio de Abasto, representado por la música de arrabal, las calles llenas de historia, con su shopping de nombre homónimo, fué el lugar elegido por esta banda para cerrar un año con un show poderoso, intimo pero para nada elegíaco. Y en un recinto que supo contar con bandas nacionales (Los Piojos) como internacionales (Die Toten Hosen) transpirando rock, respirando historia y disfrutando de la mística al realizar sus shows.
Con Fernando Ruiz Díaz al mando del timón, junto con Pape Fioravanti y Charlie Noguera (Mánager de Catupecu Machu), el grupo brindó un espectáculo a menos de 1 metro de lejanía del público. Dicha brecha también generó que los fans casi pudieran alcanzar a tocar a sus integrantes, que siendo deferentes, devolvían esa alegría en forma de energía mística.
Un set 2.0 que conectó directamente con nuestra música autóctona y que la llevo al siglo XXI non-stop. Durante algunos momentos, tuvieron problemas técnicos. Pero es en este tipo de momentos donde se ve el tesón y la cintura para tranquilizar a las masas y que esa disconformidad no repercuta en los temas.
“La suma de nada y todo”, “La canción que faltaba”, “Canción sola” (tema que utilizaron como carta de presentación), “Bailan los diablos”, canciones que mezclan la zamba y las programaciones, el rock y el bombo legüero.
Entre tema y tema, Fernando aprovechó para lanzar algunas perlas: Hablando a corazón abierto sobre sus periodos malos; de la nueva película de Blade Runner que, hasta ese momento, no había podido ver; de una anécdota en el ya desaparecido Cemento; y de posibles shows en Enero y en Febrero (con desembarcos en La Trastienda, Casquín Rock y Mendoza).
Otro dato importante es que el nuevo disco será lanzado, con fecha cierta, en el mes de abril del año próximo. Y es que, tras la pausa de Catupecu Machu, Ruiz Díaz quiso escribir nuevos temas, grabarlos, y volcarlos a este proyecto paralelo, pero sin dar mensajes de desenlace da la banda con que se hizo conocido.
Entre el público, se encontraba Sebastián “El Niño” Cáceres , integrante de su otra banda, y que desde el escenario, Ruiz Díaz agradeció por estar ahí, aportando su apoyo. “El mejor de los cuatro shows” sentenció Ruiz Díaz, transmutando alquímicamente dos canciones que, con un melodía igual al principio y al final del show, cerró un circulo perfecto.