Buscar
18:26h. Miércoles, 12 de Diciembre de 2018

No es sólo Rock and Roll

No es sólo rock and roll

Cristian Gabriel Álvarez Congui, más conocido por su nombre artístico Pity Álvarez, se encuentra detenido en la cárcel de Ezeiza desde el sábado, como todos ya saben, por un crimen. Quizás este sea un primer paso para darle clausura a un villano que no es sólo rock and roll.

Serpientes en su cama, música a la gorra, comentarios delirantes, excesos, recitales clandestinos y algunos sin comienzos, etc. Se han acabado las omisiones de páginas para una persona que jamás tuvo frenos, la cual fue un resultado de un experimento social argento.

Actualmente, su madre no puedo verlo y él mismo tampoco pudo comer mediante sus propios medios. Todo como consecuencia del cuadro de abstinencia que se le ha originado a través de sus adicciones.

Vale aclarar que se encuentra alojado en el sector PRISMA (Programa Integral de Salud Mental Argentino), desde el día de ayer. Según han confirmado desde su entorno, ‘está sedado, dormido y con suero, sin poder hablar ni alimentarse’.

El ex líder de Intoxicados y Viejas Locas está en una situación más que complicada debido a su confesión acerca del homicidio que cometió y demás datos que han aportado testigos de la zona. Por ejemplo, aquellos vecinos que declararon la forma en que se levantaba, a los tiros desde el balcón.

‘Hay un trámite administrativo que se tiene que hacer para acreditar el vínculo y recién después de eso puede recibir visitas. Eso se va a hacer entre mañana y pasado, pero después depende de los días de visita del Servicio Penitenciario Federal’, aclaró Claudio Calabressi, abogado del Pity.

Cabe subrayar que en diversos medios se han afirmado la falta de documentación para la portación o tenencia de armas, por parte del ex artista. Desde su entorno, han confirmado ello.

Este se entregó el pasado viernes a la mañana en la comisaría de Villa Lugano, 29 horas próximas al crimen de Cristian Maximiliano Díaz en las torres del barrio Samoré.

‘Lo maté porque era él o yo’, sentenció en los medios de prensa y agregó que Díaz ‘era un pibe que choreaba’. Pero la víctima no tenía ningún arma, mucho menos antecedentes delictivos.

Tras el crimen, Pity se fue a un recital del cantante cordobés, Ulises Bueno, en el boliche Pinar de Rocha, de Ramos Mejía. Antes de ello, descartó el arma homicida a metros de la escena del crimen.

Firma: Ulises Cuenca