Buscar
10:53h. Domingo, 25 de Junio de 2017

@INFOCANIBAL

Reino Unido

El mundo está sumido en el miedo , la tragedia llegó en un lugar donde todo era emoción y alegría. En el concierto de la joven Ariana Grande en la ciudad de Manchester.

Ariana Grande Manchester
Ariana Grande Manchester

El lunes pasado Salman Abedi decidió por su vida y la de 23 personas más cuando se inmolo en el hall de entrada al estadio Manchester Arena que cuenta con una capacidad para 21 mil personas. Soldado de Isis o al menos es lo que arrojaron las investigaciones británicas y al salir un video con una persona adjudicando el atentado  por Isis.

Este atentado dejó 19 personas en estado crítico las lesiones incluyen daño a órganos importantes y pérdida potencial de extremidades.

El gobierno desplegó 800 soldados en todo Reino Unido el nivel de alerta antiterrorista  se elevó al máximo en todo el territorio.La policía cree que el atacante, Salman Abedi, de 22 años, aprovechó la confusión de la salida para ingresar al estadio y que hizo estallar la carga en el sector de la boletería.

Los últimos ataques parecían ser del los llamados lobos solitarios, este caso parece mas de una organización. El suicida era británico con padres libios y había tenido cambios en el último tiempo.

Algunas declaraciones

"Cuando estábamos saliendo escuchamos un sonido terrible. Al girar la esquina vimos una horrible estampida de gente bajando los escalones, cayendo en el suelo", relató a la cadena BBC.

"Agarré a mi hija y salimos corriendo. Había gente aplastada en el suelo", agregó.

"Había cuerpos por todas partes, no sé cómo sobrevivimos, realmente no lo sé", aseguró Sebastián Díaz, un estudiante universitario de 19 años que aseguró que la escena fue "aterradora".
 

Ver imagen en Twitter

"Escuchamos la última canción y de repente hubo un destello masivo y luego una explosión y humo. Sentí un dolor en mi pie y mi pierna. Me volví hacia mi esposa que estaba de pie a mi lado y me dijo: 'Necesito sentarme'", relató Walker.

La mujer sufrió una herida en el estómago y la fractura de una pierna, mientras que él tiene un agujero en el pie causado por algunos de los metales que salieron de la bomba cuando estalló.
Sharon Hartley, una de las tantas madres que aguardaban afuera a que termine el concierto para recoger a su hija y a sus amigas, aseguró que pudo "oír el terror"