Buscar
02:35h. Jueves, 19 de Octubre de 2017

@INFOCANIBAL

Los palestinos de Gaza, que viven en una prolongada crisis humanitaria.

El Coordinador Especial de la ONU para el Proceso de Paz en Oriente Medio, Nickolay Mladenov, señaló este miércoles que sigue "con gran preocupación" la nueva crisis eléctrica que se vive en la Franja de Gaza luego que la principal usina energética dejara de funcionar.

Mladenov instó en un comunicado a las autoridades de Gaza, el movimiento islamista Hamas, a "mejorar la recaudación de tasas y que éstas se entreguen a las autoridades palestinas legítimas para mantener el suministro de combustible y de electricidad", en referencia a la Autoridad Nacional Palestina (ANP), que encabeza Mahmud Abbas y gobierna solo en Cisjordania.

"Todos en Gaza deben compartir el peso de pagar sus facturas", afirma el representante internacional, que añade que al final "son los palestinos más pobres de Gaza quienes pagan el precio de las excepciones y privilegios de los que otros disfrutan".

La ONU pide que se haga la recaudación del pago eléctrico "transparente y acorde a los estándares internacionales" e invertir en mejorar la red para evitar fugas, algo que considera debe financiar la comunidad internacional "mano a mano con el gobierno palestino y que este facilite la compra de combustible para la planta eléctrica de Gaza en condiciones que alivien temporalmente o reduzcan sustancialmente los impuestos al combustible".

Mladenov también llamó la atención sobre la responsabilidad de Israel de "facilitar la entrada de materiales para reparar y mantener la red y planta eléctrica" y solicita reparar y mejorar las líneas eléctricas procedentes de Egipto.

"Las consecuencias sociales, económicas y políticas de esta inminente crisis energética no deben ser infravaloradas. Los palestinos de Gaza, que viven en una prolongada crisis humanitaria, no pueden seguir siendo rehenes de desacuerdos, divisiones y cierres", avisa la nota.