Buscar
04:28h. Viernes, 22 de Junio de 2018

@MIMAMULTIMEDIOS

EN EL LIMBO DIPLOMÁTICO

La incertidumbre sobre la cumbre de Estados Unidos con Corea del Norte tras el anuncio de Trump de que podría no tener lugar el 12 de junio.

COREASYEEUU
COREASYEEUU

Pyongyang canceló un encuentro con representantes Corea del Sur en protesta por unos ejercicios militares que realizaron Seúl y Washington en la península la semana pasada.Pyongyang, según informó KCNA, consideró el despliegue militar como una "provocación".

Reportes publicados en la agencia estatal norcoreana KCNA dejaron también en vilo la posibilidad de la cumbre entre Kim y Trump. El vicecanciller norcoreano, Kim Kye-gwan, expresó según una nota recogida por KCNA que su gobierno dejaría de tener interés en el diálogo si se sentía acorralado y se le exigía dejar las armas nucleares unilateralmente.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que hay posibilidades de retrasar su encuentro con el líder de Kim Jong-un,  que estaba previsto para el próximo mes en Singapur.

"Puede que no salga adelante lo del 12 de junio", dijo el presidente norteamericano a periodistas tras recibir en la Casa Blanca al presidente surcoreano, Moon Jae-in, que viajó a Washington para conversar sobre la cumbre.Trump señaló que si no tiene lugar en esa fecha, podría darse " más adelante".

Algunos de los puntos que se firmaron en lo que fue LA CUMBRE DE LAS DOS COREAS que mantuvieron los lideres Kim y Moon

  • El fin de las "actividades hostiles" entre ambas naciones.
  • Convertir la zona desmilitarizada que divide al país en una "zona de paz" al cesar las transmisiones de propaganda.
  • Una reducción de armas en la región a la espera de la relajación de la tensión militar.
  • Impulsar negociaciones a cuatro bandas en las que participen Estados Unidos y China.
  • Organizar una reunión de familias que quedaron divididas por la guerra.
  • Conexión y modernización de ferrocarriles y carreteras a través de la frontera.
  • Mayor participación conjunta en eventos deportivos, incluidos los Juegos Asiáticos de este año.

La decisión de Pyongyang de cortar de forma abrupta el diálogo con su vecino Corea del Sur y tras la publicación en la prensa norcoreana de reportes sobre la negativa de Kim de aceptar la desnuclearización, al menos en los términos planteados por la Casa Blanca deja abierto otro capítulo en los movimientos políticos de este hecho que sin duda ya hizo una marca en la historia actual.