Buscar
19:20h. Domingo, 16 de Diciembre de 2018

@mimamultimedios

DE LO QUE TRUMP Y KIM NO VAN HABLAR

El 12 de junio se hace efectiva la reunión histórica entre los líderes de Estados Unidos y de Corea del Norte. 

Trump-Kim
Trump-Kim

Como suponemos el principal asunto será la propuesta de desnuclearizacion de la península coreana. 

Pero seguramente no se hable de los siguientes temas. 

Control totalitario del gobierno, como sabemos la familia Kim estuvo al mando durante tres generaciones y la economía está estrictamente controlada. El  PIB per cápita de Corea del Norte, ajustado a su poder de compra, llega a US$1.800, lo que pone al país asiático en el puesto 208 entre 230 naciones, comparable al de Ruanda y Haití. Así y todo a pesar de la hambruna sufrida en la década del 90 y la tardía recuperación que llegó en 2009 el imperio posee uno de los sistemas armamentistas más sofisticado. 

Libertad de prensa, justamente lo que no hay. Los medios de norcorea son severamente controlados. Existe una pena con prisión para quienes lean o escuchen medios no oficiales o para aquellos que adquieran celulares en el mercado negro y se comuniquen con el exterior. El acceso a internet es restringido y solo existe para una reducida parte de la élite 

Campos de trabajo y prisiones. Un país donde se puede ir a prisión por cualquier cosa desde ver un contenido surcoreano hasta tratar de desertar. Los detenidos políticos son enviados a campos de trabajo donde realizan tareas físicas como minería o tala. 
Según amnistía internacional son campamentos "con rigor insoportable, torturas y golpizas, con coerción sexual y abuso" 
El castigo colectivo es la práctica norcoreana por la cual gran parte de su población está en prisión, si un miembro de la familia es considerado culpable toda su familia podría recibir un castigo 

Trabajo forzado. Todos los ciudadanos norcoreanos excepto los de la élite son puestos a trabajar sin recibir una remuneración. Como si esto fuera poco Corea del Norte envía a sus habitantes a trabajar al exterior en condiciones de esclavitud. Según la ONU "Muchos de los trabajadores en el exterior viven en dormitorios monitoreados donde hay poca libertad de movimiento y donde se les incauta gran parte de su salario" 

También cabe mencionar temas como nutrición, deserción escolar y derechos de la mujer. 

Aunque esta cumbre podría no ser la única, todos velan por sus intereses. Y nadie está pendiente de los intereses del pueblo de Corea del Norte.