Buscar
20:25h. Domingo, 21 de Octubre de 2018

Cuba: ¿tiempos de cambio?

Los diputados cubanos aprobaron un anteproyecto para modificar la actual constitución que busca modernizar al país otorgando el derecho de propiedad privada y abriendo las puertas para una posible legalización del matrimonio igualitario, como también otros  cambios en lo político, económico y social.

Foto: Marcelino Vázquez Hernández/ACN
Foto: Marcelino Vázquez Hernández/ACN

Tras dos días de discusión los más de 600 asambleístas dispusieron que la nueva Constitución vaya a un proceso de consulta electoral a lo largo y ancho del país para luego pasar a un referéndum nacional que tardaría varios meses.

En el debate para la nueva Carta Magna también se promovió la inversión extranjera y fortalecimiento a sistema judicial, incluido un reconocimiento de la presunción de la inocencia. Pero continuará la preeminencia del Partido Comunista de Cuba como la única organización que guía a la sociedad y con predominio de la empresa estatal socialista.

El documento, además conllevaría a una reorganización del gobierno, creando el cargo de primer ministro que comparta poder con el presidente y su limite en el poder seria de cinco años con una sola reelección posible, y de gubernaturas para las provincias de la isla.

Dicho cambio era esperado ya que la Carta Magna actual data de 1976 en pleno auge soviético, y  no brinda las bases jurídicas para las reformas que urge la supervivencia de la revolución, las crisis vividas y la evolución constante en el mundo ha obligado a una apertura en el panorama económico y a una actualización en la mentalidad sin modificar radicalmente su sistema político.

Con el 1,1% de crecimiento que obtuvo Cuba en el primer semestre, como lo reconoció el presidente actual Miguel Díaz-Canel, las finanzas del país necesitan una inyección de capital vía inversiones extranjeras por unos 2.500 millones de dólares anuales, en un contexto desfavorable, dado la interrupción que significó la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos y su posible relación política y económica, la continuación del embargo y la crisis atraviesa Venezuela, que con sus riquezas petroleras constituyó un importante alivio.

La supervivencia en el ámbito global de la revolución cubana obliga a alinearse con las realidades económicas e internacionales pero se estanca en su vieja política.

 ¿Será un tiempo de cambio para Cuba?

Firma: Emmanuel Lobo