Buscar
12:59h. Domingo, 20 de Mayo de 2018

@MIMAMULTIMEDIOS

CRUZAR LA LÍNEA

Corea Del Norte y Corea Del Sur camino a una nueva era de PAZ.

Kim y Moon
Kim y Moon

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-Un, cruzó por primera vez la frontera con Corea del Sur y sostuvo una reunión con el presidente Moon Jae-In. Este cambio que llevo cinco meses es algo que nadie esperaba, este movimiento diplomático dejo escépticos a líderes mundiales y analistas internacionales. Si bien las últimas declaraciones de Kim Jong-Un lo mostraban mas abierto al dialogo los diplomáticos pensaron que los cambios iban a darse de manera mas lenta, es por eso que muchos prefieren ver este movimiento de apertura con cautela.

Cumbres coreanas anteriores que no tuvieron el éxito esperado fueron en 2000 y 2007, pese a las grandes expectativas, acabaron generando pocos resultados y ningún cambio en la situación. Pero ni los protagonistas ni las circunstancias ni siquiera el lugar son los mismos. Esta vez puede ser diferente.

La reunión de 2000 entre Kim Jong-il y Kim Dae-jung generó tal sensación que incluso le otorgaron el premio Nobel de la Paz al surcoreano. Corea Del Norte emergía de una hambruna que devasto a un gran porcentaje de la población, fue entonces cuando Corea Del Sur le donó miles de toneladas de alimentos y fertilizante.

Fue entonces cuando ambos acordaron pasos como las reuniones de familias divididas, la apertura de un polígono industrial conjunto en Kaesong, en el Norte, y de una zona turística en el monte Kumsang, también en Corea Del Norte. Pero Pyongyang continuó adelante con su programa nuclear. Y con el tiempo se supo que Seúl había pagado 450 millones de dólares al régimen norcoreano antes de la reunión.

En el 2007,Corea del Norte había completado su primer ensayo nuclear un año antes. El presidente del Sur, Roh Moo-hyun, estaba a punto de completar su mandato y los acuerdos firmados cayeron en el olvido una vez llegó al poder el gobierno conservador que lo reemplazó.

coreas260418_1

Los dos líderes que se han reunido y han empezado un proceso negociador llegan reforzados. Kim Jong-un ha completado el programa nuclear de su país y se ha deshecho, mediante purgas o incluso el asesinato de su hermano Kim Jong-nam, de posibles rivales. Moon tiene aún cuatro años de mandato por delante. Y un fuerte respaldo popular, al menos de momento: su popularidad, según las últimas encuestas, se encuentra en el 73%.

El líder norcoreano firmó en el libro de honor el siguiente mensaje: "Una nueva historia empieza ahora, una era de paz". Además en un clima constante de  cortesía en suelo surcoreano Kim Jong-Un le dijo a su par  Moon "Deberíamos reunirnos todas las veces que podamos".También dijo que había estado pensando en por qué se había tardado tanto en volver a celebrar estas reuniones, en cruzar la frontera y consideró que este es un nuevo punto de partida.  Kim afirmó que "no volverá a suceder" que se incumplan acuerdos alcanzados anteriormente entre los dos países.

Ante esto muchos analistas internacionales prefieren ser cautos ya que si bien esto es un gran paso solo el tiempo dirá el avance y la firmeza de esta nueva postura de Corea Del Norte.

CUMBRE CON REPERCUSIÓN MUNDIAL

"LA GUERRA DE COREA HA TERMINADO. Estados Unidos y todo su GRAN pueblo debería estar muy orgulloso de lo que está sucediendo ahora en Corea", escribió el jefe de la Casa Blanca en un mensaje en su cuenta de Twitter en el que se atribuyó a él y los estadounidenses el mérito del histórico encuentro.
Mas tarde en otro tweet, pidió que por favor "no olviden la gran ayuda que mi buen amigo, el Presidente XI de China, dio a los Estados Unidos, particularmente en la frontera de Corea del norte", mensaje que concluyó asegurando que "sin él habría sido un proceso mucho más largo, más duro!
Desde Beijing, el gobierno de China aplaudió la "determinación" y la "valentía" del dirigente de Corea del Norte, Kim Jong-un, y del presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, por esta cumbre por haber acordado dar pasos hacia la desnuclearización completa de la península.
La portavoz de la cancillería china, Hua Chunying, destacó en rueda de prensa la importancia de este encuentro, al que precedió una reunión entre Kim Jong-un y el presidente de China, Xi Jinping, el pasado 27 de marzo, según la agencia de noticias oficial Xinhua.
El primer ministro japonés, Shinzo Abe, por su parte, califico como "positiva" la cumbre, aunque aseguró que habrá que "vigilar el desarrollo" del acordado acercamiento, según informó la agencia de noticias EFE.
Rusia, por su parte, se mostró satisfecha con el diálogo directo de las dos Coreas, aseguró el portavoz del gobierno de Rusia, Dmitri Peskov, quien recordó que el presidente Vladímir Putin subrayó "en reiteradas ocasiones que una solución viable y sostenible de la situación en la península de Corea se puede basar solo en un diálogo directo entre las partes".
"Ahora vemos que este diálogo directo se ha logrado y tiene ciertas perspectivas", dijo Perskov citado por la agencia de noticias TASS, antes de subrayar que Moscú evalúa "de manera muy positiva el mismo encuentro de los líderes de las dos Coreas y los resultados de las negociaciones que han anunciado".
Los líderes coreanos acordaron hoy dar pasos hacia "la completa desnuclearización" de la península durante la histórica cumbre celebrada en la frontera entre los dos países, en la que, sin embargo, no anunciaron medidas específicas para concretar esa iniciativa.
"Sur y Norte confirmaron su meta común de lograr una península libre de armas nucleares a través de una completa desnuclearización", rezó la declaración firmada por ambos al término de la cumbre mantenida hoy, la tercera de la historia entre ambas naciones, que técnicamente continúan en guerra.
"Una nueva Historia empieza desde ahora, el momento en que empieza una era de paz", escribió Kim en el libro de honor, mientras Moon aludía a "una Península Coreana libre de armas nucleares", según la agencia de noticias EFE.
También Francia saludó el encuentro intercoreano y la declaración suscripta para establecer una paz duradera y para la desnuclearización de toda la península, aunque dejó claro que ahora espera "gestos concretos".
En una declaración, un portavoz de la cancillería destacó el hecho de que los dos países hayan manifestado su voluntad de trabajar en favor de una península coreana desnuclearizada y añadió que Francia espera que ese proceso sea "completo, verificable e irreversible".
En la misma línea, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, consideró que la histórica cumbre intercoreana celebrada hoy es un "primer paso" de una ruta "larga para una solución a la crisis" de la península.
El político noruego se mostró cauto y consideró que "falta mucho trabajo por hacer" y que "el hecho de que las dos partes consigan reunirse es una primera etapa".
"La presión que ha sido aplicada sobre Corea por la comunidad internacional ha sido importante", afirmó Stoltenberg en referencia a las sanciones políticas y económicas impuestas por la ONU a personas y entidades directamente implicadas en el programa de ensayos nucleares.
El líder de la Alianza agregó la necesidad de seguir aplicando estas sanciones "hasta que Corea del Norte modifique su comportamiento".
La ONU  insto a las  dos Coreas a que avancen en favor de la reconciliación entre las dos naciones mediante un "sincero diálogo" con el objetivo de una desnuclearización "verificable" de la península coreana.

El secretario general de la ONU, António Guterres, afirmó por medio de su portavoz que la cumbre que celebraron en las últimas horas el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el surcoreano, Moon Jae-in, es un acontecimiento "verdaderamente histórico".

"Muchas personas alrededor del mundo se conmovieron por las poderosas imágenes de los dos líderes unidos para avanzar en favor de la armonía y la paz en la península norcoreana", dice la declaración del portavoz de Guterres.

El secretario general de la ONU, da la bienvenida a la "valentía y el liderazgo" que deriva de los "importantes compromisos y las acciones acordadas y que están perfiladas" en la declaración firmada por los dos líderes coreanos.

Guterres espera que las dos partes, a partir de esta cita, "implementen rápidamente todas las acciones acordadas para fomentar la confianza y la reconciliación intercoreana" mediante "un diálogo sincero y el progreso hacia una paz duradera y una desnuclearización verificable de la península coreana".

El portavoz agregó que Guterres ofrece la asistencia de la ONU que se pueda requerir con el fin de conseguir las metas.

-
Por el momento veremos como sigue el camino a la DESNUCLEARIZACIÓN.