Buscar
14:44h. Miércoles, 26 de Abril de 2017

@INFOCANIBAL

última etapa del blanqueo

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) ratificó que el 31 de marzo vencerá el plazo para sincerar los activos no declarados, como así también la posibilidad de regularizar deudas impositivas vencidas al 31 de mayo de 2016.

"Si bien el último día para sincerar un bien es el 31 de marzo, en el caso de las propiedades se recomienda a los ciudadanos no esperar a último momento ya que uno de los pasos requeridos es la intervención de un martillero público u otro profesional habilitado para confirmar la tasación del inmueble", dijo la AFIP a través de un comunicado de prensa.

Destacó que "una situación similar ocurre con los bienes declarados a nombre de un tercero, el cual debe dar su consentimiento para poder sincerarlos".

Ver imagen en Twitter

"Vencido el plazo del 31 de marzo no se podrá ampliar el valor de lo declarado", informó la AFIP.
El impuesto especial es del 5 por ciento para los inmuebles, del 15 por ciento para el resto de los bienes, siempre y cuando se abone mediante transferencia bancaria nacional o internacional.

En caso de que se opte por la suscripción del Bonar 2023, deberán hacerlo por un monto equivalente a un tercio del total de fondos (cuentas bancarias) a sincerar.
Luego del pago, la resolución de AFIP establece que hay tiempo hasta el 17 de abril para incorporar las tasaciones en el caso de inmuebles a través del sitio web del organismo.

En diversos medios dieron cuenta que los contadores trabajan a destajo para cerrar las declaraciones de sus clientes. De hecho, el Consejo de Ciencias Económicas pidió una prórroga en la fecha de cierre del blanqueo, lo que motivó que la AFIP extendiera hasta el 17 de abril el plazo para completar los trámites.

Desde la AFIP destacaron que si se alcanzan los 110.000 millones Argentina ocupará el primer puesto del ranking global de blanqueos, dejando atrás los 102.000 millones blanqueados en Italia en 2009, o Brasil, con unos 53.000 millones de dólares.
Hasta diciembre del año pasado se habían obtenido 97.800 millones del sinceramiento, el cual reportó al fisco un ingreso adicional de 100.000 millones de pesos.

Esto le que permitió cerrar el año con un déficit fiscal de 4,6 por ciento del Producto Interno Bruto, sobre cumpliendo la meta fiscal anual fijada inicialmente de 4,8 por ciento.
El blanqueo impulsado por el gobierno de Mauricio Macri tiene como antecedente los que llevó adelante la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en 2008 y 2013, en el contexto de la crisis financiera internacional y con el objetivo de atraer dólares.

En 2009, el sinceramiento captó unos 4.700 millones de dólares, mientras que en la segunda apertura, entre mayo 2013 y diciembre de 2015, se obtuvieron unos 2.450 millones, por lo que se recaudaron 7.150 millones de dólares en ocho años.