Buscar
17:44h. Lunes, 23 de Abril de 2018

@MIMAMULTIMEDIOS

La selección blinda su bunker

La selección argentina se concentrará a 55 kilómetros al sudeste de Moscú, en un Centro de Alto Rendimiento estatal llamado Bronnitsy Training Center, durante su participación en la Copa del Mundo de este año. 

56af9989ad5bd_330x219
56af9989ad5bd_330x219

El secretario de selecciones nacionales de la AFA, Jorge Miadosqui, confirmó la noticia e informó que se solicitaron algunas modificaciones para hacer el lugar ‘más acogedor’. Bronnitsy, es un pueblo de Rusia que cuenta con cerca de 20 mil habitantes y, por su cercanía a la capital tendrá una ola de turista durante el mundial de fútbol. En especial porque será el lugar donde Messi y compañía tratarán de planear su participación en la copa. “Pedimos que modificaran las habitaciones porque tenía camas tipo cuchetas, para así tener habitación para  dobles”, informó Miadosqui.
La decisión de escoger ese particular Centro de Alto Rendimiento fue de Jorge Desio, uno de los ayudantes de Jorge Sampaoli, quien según La Nación, lo visitó varias veces antes de decidir que ese sería el búnker albiceleste. Mientras que el entrenador, lo conoció durante la gira en la que jugó amistoso con Rusia y Nigeria. 
El hotel cuenta con 50 habitación estándar y seis principales, más centros de salud y recreación, un restaurante, sala de conferencias, tres gimnasios, sala de juegos, pileta, dos jacuzzis, tres saunas y un sector de estadía.  
Es la principal opción de los equipos nacionales rusos de remo, kayak, tiro con arco, tenis de mesa, triatlón, karate, esgrima y la misma selección de futbol suele concentrar en el predio, ya que el complejo cuenta con 11 canchas de fútbol natural y una de césped sintético. Esto se debe a gran parte a que está a 35 minutos del aeropuerto de la capital y a 10 del centro de la ciudad.
Una de las principales preocupaciones de cualquier entrenador en este mundial serán las distancias que deberán recorrer sus seleccionados entre las diferentes sedes mundialistas. La albiceleste jugará su primer partido el 16 de junio, dos días después del partido inaugural entre Rusia y Arabia Saudita, ante Islandia. Luego, para él segundo encuentro se trasladará hasta Nizhni Nóvgorod, una ciudad que queda a 479 kilómetros de Moscú, una distancia que se recorre en avión poco más de una hora.
Para el último juego de la fase de grupo, Argentina se verá la cara con el ya viejo conocido, Nigeria. El seleccionado deberá movilizarse hasta el Zenit Arena en San Petesburgo, al norte de Rusia. Entre Nizhni Nóvgorod y San Petesburgo hay más de 1000 kilómetros  y casi dos horas de avión.